El Guardés 2021/22 se pone en marcha en A Sangriña

  • Las jugadoras se sometieron a las pruebas PCR y luego trabajaron en doble sesión (a las 9:00 y a las 18:00)
  • Las tres brasileñas fichadas este verano se incorporan la semana que viene
  • Con José Ignacio Prades en Tokio, Abel González dirigió los entrenamientos junto a Joao Mesquita 

Primer día en la oficina para la plantilla del Atlético Guardés. O al menos para gran parte de ella. El primer equipo inició su pretemporada en A Sangriña a las 9:00 de la mañana sin Paula Arcos, en los Juegos de Tokio con las Guerreras; Estefanía Descalzo, por cuestiones laborales (solo en la sesión matinal; sí acudió a la vespertina); y Tamires Anselmo, Gaby Pessoa y Deborah Nunes. Los tres fichajes brasileños del conjunto miñoto se incorporarán la próxima semana a los entrenamientos que dirigirá Abel González en ausencia de José Ignacio Prades, también en la cita olímpica con la selección española, en la que ejerce de segundo entrenador de Carlos Viver. Sí estuvieron en el pabellón las otras tres incorporaciones: Ángela Nieto, Nazaret Calzado y María Sancha.

La jornada comenzó a primera hora de la mañana con las pruebas PCR para toda la plantilla. Tras ellas, tuvo lugar el primer entrenamiento, enfocado sobre todo al trabajo en el gimnasio. Las jugadoras hicieron durante sus vacaciones los deberes que les puso Joao Mesquita, el nuevo preparador físico del equipo. Eso ha permitido introducir ejercicios con balón en la sesión de tarde (18:00), que se alternaron con la preponderante labor física propia de esta época.

Así pues, al entrenamiento matinal acudieron las porteras Marisol Carratú y Miriam Sempere; las extremos Lore Pérez, Ángela Nieto, Nazaret Calzado y Daniela Moreno; las primeras líneas Sandra Santiago, Patrícia Lima y María Sancha; y la pivote Carla Gómez. Completaron el elenco las juveniles Carolina, Iria y Yaiza, a las que se unieron en la sesión vespertina sus compañeras Marián y Aroa, además de Estefanía Descalzo.

El Hypo Niederösterreich austriaco, rival del Guardés en la Q2 de la European League

  • La ida será en Austria el 16 de octubre; la vuelta, el 23 en A Sangriña
  • El equipo miñoto ya superó al centroeuropeo, un histórico del balonmano continental, en la Q2 de la European Cup de 2018
  • El Bensançon galo espera en la siguiente ronda

El Guardés ya conoce su rival en la segunda ronda de clasificación de la Liga Europea. Será un viejo conocido. Porque el equipo de José Ignacio Prades volverá a verse las caras con el Hypo Niederösterreich austriaco, como ya hiciera en el mismo peldaño de la European Cup de 2018.

El conjunto miñoto jugará el partido de vuelta en A Sangriña el 23 de octubre. Una semana antes, el día 16, visitará la localidad austriaca de Maria Enzersdorf para disputar la ida. El mismo orden que hace tres años, cuando el Guardés remontó en O Inferno (28-22) la derrota del primer encuentro en tierras austriacas (22-20).

El Hypo Niederösterreich -abreviado, Hypo NÖ- es un histórico del balonmano europeo. La escuadra austriaca levantó nada menos que ocho Ligas de Campeones en la década de los 90 -entre el 89 y el 2000-. Además, ha dominado con puño de hierro la liga de su país con 42 títulos. Un historial impresionante, si bien es cierto que no gana una competición nacional desde 2018.

En caso de obtener el pase, el Guardés se mediría al Bensançon en la siguiente ronda. Sería la última antes de la fase de grupos de la competición.