CRÓNICA | J.8 | Sonrisas y lágrimas

  • El Guardés despide la temporada ganando al Gijón (26-19, 12-10 al descanso) en un partido que sirvió para despedir a Sempere, Buforn, Valero, Rajnohová, Mazza y Urban
  • Curso histórico con otro subcampeonato y como semifinalistas de la Copa de la Reina y EHF European Cup

Pitido final en A Sangriña y explosión de emociones. Esas que durante el partido empezaron a florecer pero hubo que esperar a mostrar. Sonrisas por el placer del deber cumplido: última victoria de la temporada ante el Liberbank Gijón (26-19, 12-10 al descanso) que deja otro subcampeonato de la Liga Guerreras Iberdrola y la clasificación por primera vez para la reestructurada EHF European League -la segunda competición continental-. El curso empezó con el sinsabor copero en la edición de 2020, pero quién no firma todo lo que ha venido después durante nueve meses de pasión por el balonmano, con semifinales en la EHF European Cup y la Copa Reina 2021 incluidas. Y lágrimas, muchas lágrimas. Las que brotaron casi sin control de los ojos de las jugadoras que se van… y de las que se quedan. La marcha de la capitana África Sempere y de la extremo argentina Rosario Urban deja a Marisol Carratú como último estandarte de la plantilla que en 2017 conquistó el título de campeón de liga. Junto a ella, solo quedará José Ignacio Prades en el cuerpo técnico. También se marcharán este verano Paulina Buforn y Sarah Valero hacia el balonmano francés. Y tampoco seguirán la primera línea argentina Martina Mazza y la central eslovaca Erika Rajnohová tras un año en A Guarda.

Un partido, el último de la temporada y sin nada en juego para Guardés y Gijón, que todas y todos quisieron disfrutar al máximo incluso desde la grada. Con el 3-0 inicial, la peña de O Inferno empezó a entonar su repertorio de cánticos: “Qué bonito es ver al Guardés ganando de tres”, antes de corear el nombre de las jugadoras ante acciones que quedarán para el recuerdo. Las últimas roscas inverosímiles de Urban, la potencia de Buforn o Mazza, la visión de juego de Rajnohová, o la lucha incansable de Sarah Valero y África Sempere en la línea de seis metros. Dos reinas de la zona. Hubo reparto de minutos para todas ellas y las menos habituales -como Laura Morais y Cris Barbosa-, menos para Sandra Santiago que no entró en la convocatoria. Y aunque el Gijón amenazó con dar un susto al Guardés (16-18 min. 47:22), el equipo de José Ignacio Prades quería demostrar cómo puede arder O Inferno una vez más. Arreón final a pesar de la insistencia de Aida Palicio (nueve goles) o de las paradas de Meriem Ezbida bajo palos y parcial global de 9-1 en los últimos diez minutos del partido para asegurarse una victoria que dejó sonrisas y lágrimas.

Club Balonmán Atlético Guardés 26-19 Liberbank Gijón

Club Bm. Atlético Guardés (12+14): África Sempere (4), Martina Mazza (3), Lorena Pérez (5), Estefanía Descalzo, Míriam Sempere, Paulina Pérez (2), Patrícia da Silva, Cris Barbosa (1), Rosario Urban (3), Paula Arcos (2), Sarah Valero (2), Carla Gómez (2), Marisol Carratú, Erika Rajnohová (1), Laura Morais  y Daniela Moreno (1).

Liberbank Gijón (10+9): Raquel Álvarez, Meriem Ezbida, Marta Méndez (2), Marizza Faria, María González (1), María Palomo, Debora Torreira (1), Nerea Calbón (1), Elisa Collado, Natalia Montilla (1), Aida Palicio (9), Natalia Martínez, Lucía Fernández (1), Sandra Vallina (2) y Lucía Alonso. 

Parciales cada 5’: 2-0, 3-3, 5-4, 7-4, 9-6, 12-10 -descanso-; 14-13, 14-15, 16-16, 18-18, 22-19, 26-19, final.

Árbitros: Jorge y Jesús Escudero Santiuste (Cantabria). Excluyeron por parte del Gijón a Sandra Vallina y de las locales a Carla Gómez y Martina Mazza.

Incidencias: partido correspondiente la jornada 8 del Grupo Título de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en A Sangriña con público.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *