CRÓNICA | J.11 | Punto de orgullo ante el líder

  • El Mecalia planta cara al Bera Bera y pelea por la victoria hasta el final (23-23)
  • Con este resultado, las guardesas completan la primera vuelta en la cuarta posición

Un empate con valor de victoria. Eso consiguió el Mecalia Atlético Guardés ante el Super Amara Bera Bera (23-23, 12-12 al descanso) en la jornada 11 de la Liga Guerreras Iberdrola 19/20. Un resultado que mantiene a las gallegas cuartas a cuatro puntos del líder, el conjunto donostiarra, con 20. Entre unas y otras, el Elche -con 17, próximo equipo en visitar A Sangriña el miércoles- y el Gijón -con 16-.

La conexión Arderius-Cesáreo abrió el partido para las donostiarras; en el otro lado de la pista, Campos lanzó fuera y a continuación Cesáreo no atinó su segundo intento de gol. El Guardés intentaba sorprender en el uno para uno con Buforn (1-1) y veía cómo el Bera Bera salía rápido a la contra aunque sin marcar. Los errores de lanzamiento en ocasiones claras de gol y las pérdidas no forzadas de balón fueron desluciendo el juego de los dos conjuntos durante muchos minutos, pero entre fallos el equipo de Imanol Álvarez fue el primero en dar el arreón. 

La falta de consistencia de la defensa local y el bloqueo ofensivo llevó el partido del 3-3 del minuto 5 al 4-8 del 10:47 y el consiguiente tiempo muerto de José Ignacio Prades. Poco más de cinco minutos bastaron al líder indiscutible de la categoría para colarse entre Carmen Campos y Carla Gómez, sacar rédito de un pase en bote de Sempere a Gómez y de la parada de Renata Arruda a Sandra Santiago. 

La primera brecha abierta por el Bera Bera fue cerrada con calma por el Guardés. Carmen Campos anotó su primer gol y el centro de la defensa comenzó a hacer la vida imposible a la central del Super Amara Silvia Arderíus. Arruda siguió teniendo alguna intervención mientras veía cómo Marisol Carratú comenzaba a hacerle sombra poco a poco. En el planteamiento ofensivo de las locales comenzaban los cambios: Buforn se iba al banquillo, Santiago pasaba a ocupar el lateral derecho y Martina Mazza hacía aparición en el lateral izquierdo. También en Bera Bera, Cesáreo tenía descanso.

Y ahí se fue cuajando la reacción local aunque todavía no se reflejaba en el marcador (Min. 21, 7-11). Campos buscaba a Sempere para forzar un 7 metros y los primeros minutos de superioridad con la exclusión de Alba Menéndez. O’Mullony y Boada no se entendían y el Guardés, aprovechando la intensidad de Lorena Pérez, recuperaba balones y mejoraba su rendimiento ofensivo (9-11). Prades apostaba por dar descanso en ataque a Campos  y Urban e introducía en pista a la portuguesa Lima, a la extremo Sara Bravo -recuperada ya de su lesión- y también Descalzo jugaba en el lateral derecho. Carratú paró a Sara Gil desde el extremo izquierdo y Descalzó se coló hasta seis metros para apretar el marcador (10-11) y ver cómo Imanol Álvarez paraba el partido para dar aire e ideas nuevas a sus jugadoras -solo consiguieron anotar 3 goles en 15 minutos-. Bravo anotó su segundo gol para empatar de nuevo el partido (11-11) y con un intercambio de goles, una parada de Carratú y otra de Arruda se cerró la primera parte con un abierto (12-12). 

El paso por vestuarios dio un soplo de aire fresco al Bera Bera y las donostiarras aprovecharon cinco minutos para correr y dejar al Guardés con tan solo un gol firmado por Carmen Campos desde los siete metros (del 13-12 al 13-16). El tiempo muerto local fue el anticipo a un cambio de chip para las de Prades. Pizzo estrelló un 7m al poste y tampoco tuvo suerte en el rechace. Dos goles para el Mecalia y de nuevo el partido en tablas con 20 minutos por delante. Y dos más, y otro… Para coger una renta de tres goles (Min. 45, 19-16) y llevar al Bera Bera a la desesperación tras diez minutos sin anotar ante una Carratú excelsa. 

De aquí en adelante el Bera Bera siguió apretando y el partido se convirtió en un toma y daca de acciones, aciertos, errores y muchos detalles de calidad e inteligencia que fueron igualando el marcador en los últimos compases del choque (20-20, 21-21, 22-22). Dos minutos para el final y con el 22-22 se respiraba tensión en el ambiente. Campos intentó romper el empate sin éxito y Arderíus dirigía con calma a las suyas, Boada fijaba, abría espacios y la misma Arderíus finalizaba para el 22-23. Quiso sorprender Sara Bravo tras el saque rápido de centro pero la precipitación no fue buena consejera. Con balón y un minuto aún por delante el Bera Bera tenía casi la victoria asegurada. Imanol Álvarez pidió tiempo muerto al filo del pasivo (59’26”) y Carratú, de nuevo, detuvo el lanzamiento de O’Mullony.

Veinte segundos. Carratú para Campos y de nuevo la bocina de tiempo muerto. Y otra vez: Carratú para Campos, Lima, Pérez, Lima, Campos, Buforn, Campos, Lima por la espalda y Lorena Pérez finalizaba una jugada que valía un punto de orgullo y honor ante el líder. 

FICHA Mecalia Atl. Guardés 23-23 Super Amara Bera Bera

Mecalia Atl. Guardés (12+11) : Meriem Ezbida, África Sempere (2), Sandra Marqués (2), Martina Mazza, Carmen Campos (7), Lorena Pérez (6), Sara Bravo (4), Estefanía Descalzo, Paulina Pérez (2), Patrícia Lima, Cristina Barbosa, Rosario Urban, Carla Gómez y Marisol Carratú.

Super Amara Bera Bera (12+11): Esther Arrojería, Mariane Oliveira, Manuela Pizzo (1), Sara Gil (4), Alba Menéndez (1), Emma Boada (2), Maitane Echeverria, Eli Cesáreo (8), María O’Mullony (3), Adriana Cardoso (1), Priscila dos Santos, Silvia Arderius (3), Merche Castellanos, Ainhoa Etxeberria, Mirene Moreno y Renata Lais.

Marcador 5’: 3-3, 4-7, 5-9, 7-10, 9-11, 12-12 (descanso), 13-15, 15-16, 19-16, 20-19, 21-20, 23-23 (final). 

Árbitros: Alfredo Arcos y Óscar García (Madrid). Excluyeron a Carla Gómez por las locales y Alba Menéndez por el Bera Bera. 

Incidencias: partido correspondiente a la J.11 de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en A Sangriña. Lleno. El presidente del Guardés, José M.Silva, hizo entrega a Eli Cesáreo del Guerrera Iberdrola de la J.10. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *