CRÓNICA | J.7 | El Guardés se abona a las segundas partes (25-22)

  • Sumó los dos puntos ante el Zuazo y se afianza en la segunda posición de la liga antes del parón
  • Sarah Valero no entró en la convocatoria por precaución

Segundas partes nunca fueron buenas… menos para el Guardés. El conjunto de José Ignacio Prades volvió a salvar los muebles ante uno de los “farolillos” de la categoría en los minutos finales tras ir a remolque buena parte del partido. Al final, un parcial de 3-0 en menos de cinco minutos resultó decisivo para que las gallegas se adjudicasen los dos puntos que había en juego con el Zubileta Evolution Zuazo (25-22, 10-11 al descanso) y se coloquen en la segunda posición de la Liga Guerreras Iberdrola antes del largo parón hasta el 21 de diciembre. El Super Amara Bera Bera, líder con 13 puntos tras ganar al Granollers. El Rocasa y el Gijón, tercero y cuarto, respectivamente. 

Poco se puede salvar para las locales en un partido que estuvo prácticamente dominado por las zuazotarras, casi siempre con la iniciativa en el marcador y con un Guardés a rebufo, haciendo la goma e incapaz de coger la delantera a pesar de los sobreesfuerzos marcados por las condiciones de la plantilla -Campos jugó desde el inicio aún con su pierna derecha vendada en la parte superior y Valero se quedó en la grada por precaución- . El partido se presentaba cuesta arriba a pesar del 2-0 inicial. Rápidamente, la internacional Magda Fernández-Agustí empezó a soltar el brazo y anotó tres tantos consecutivos para poner a las de Joseba Rodríguez por delante (2-3). Aguantó unos minutos más el Guardés, pero cuando el cronómetro marcaba trece minutos y dos segundos José Ignacio Prades colocaba la tarjeta de tiempo muerto sobre la mesa de anotadores. No subía la temperatura en una grada más desangelada de lo habitual ni tampoco en la pista (3-5). Campos dirigía, Santiago y Buforn acompañaban en los laterales, Barbosa y Urban se ubicaban en sus esquinas y Sempere luchaba incansable en seis metros.

Costaba superar a la defensa zuazotarra y más todavía a su acertada guardameta Maddi Aalla. Tampoco se podía parar a Ainhoa Hernández (4-6) y bajo palos ya daba relevo de forma prematura Meriem Ezbida a Marisol Carratú, menos inspirada que de costumbre -reaparecería en el segundo tiempo para hacer intervenciones notables-. Sempere desatascaba pero el Zuazo movía el balón hasta marear a la defensa guardesa y anotar desde el extremo gracias a Anne Erauskin (5-7). En superioridad tras la exclusión de Loidi, anotaba Sandra Santiago. Campos no perdonaba desde 7 m ante Ariadna González y el Guardés volvía a poner las tablas en el marcador. Y así, en este toma y daca, iba intentando sobrevivir el Guardés, con un esperanzador 10-10 que se convirtió en 10-11 sobre la bocina con gol de Agustí para cerrar el primer acto. 

La noche pintaba oscura y la segunda parte tampoco comenzaba de cara para las locales. Había movimiento en el banquillo -todas contaron con minutos-, pero el Guardés no encontraba revulsivo y se encomendaba a los 7 metros para mantenerse con opciones. Llegó de nuevo el minuto 13, el de la mala suerte para los más supersticiosos, y lo hacía con un panorama preocupante en el banquillo local: doble inferioridad por la exclusión de Campos -protestas- y de Lorena Pérez -acción de juego-. Prades también era amonestado tras cuestionar con ímpetu las decisiones arbitrales. Con el ambiente más que caldeado, el técnico local pedía tiempo muerto sin cesar en la búsqueda de soluciones. Con el 17-17 del minuto 46 y todo por decidir, la afición guardesa empujaba: “Equipo, ¡ahora!”.

Lima cortaba un pase visitante, corría veloz y lograba una renta de dos goles (min.48, 19-17) que no se producía desde el 2-0 de los primeros minutos. Pero también Agustí volvía a anotar y Encina cortaba un balón, con un 7m posterior y de nuevo, por enésima vez, volver a empezar (Min.50, 19-19). Y a continuar a rebufo unos cuantos minutos más. De nuevo la capitana, África Sempere, adelantaba a las locales retorciéndose en los 6 metros y por delante se llegaba al minuto 53. Aparecía el poste en un lanzamiento zuazotarra y la conexión Campos-Bravo no funcionaba viendo cómo el balón se perdía por la banda. Con este cúmulo de acciones inconexas, se llegaba al final con el partido más que abierto. 

Pero entonces, Maider Barros superaba a Carratú (21-21, Min.55) y ahí el Guardés empezó a ver la cara de su moneda. En tres minutos, parcial de 3-0 para abrir el partido, decantar la victoria y meterse dos puntos más en el bolsillo a pesar de los intentos de los que todavía dispuso Zuazo (25-22), con, por ejemplo, una rosca perdida cerca del poste de Ainhoa Hernández. Ahora, a descansar en la liga y a activar el modo europeo.

FICHA Mecalia Atl. Guardés 25-22 Zubileta Evolution Zuazo

Mecalia Atl. Guardés (10+15) : Meriem Ezbida, África Sempere (4), Sandra Marqués (2), Martina Mazza, Carmen Campos (6), Lorena Pérez (1), Sara Bravo, Estefanía Descalzo (1), Paulina Pérez (3), Patrícia Lima (4), Cristina Barbosa (1), Rosario Urban (3), Sarah Valero, Carla Gómez y Marisol Carratú.

Zubileta Evolution Zuazo (11+11): Alba Sánchez (4), Velasco (1), Hernández (1), Oihane Manrique, Alexandra Gil, Ariadna González, Maider Barros (2), Maddi Aalla, June Loidi, Ane Encina (1), Anne Erauskin (1), Maddi Bengoetxea (1), Nayla de Andrés, Magda Fdez-Agustí (8) y Amaia Glez de Garibay (1). 

Marcador 5’: 2-1 / 3-3 / 4-6 / 6-7 / 8-9 / 10-11 / 13-14 / 15-15 / 16-17 / 19-19 / 21-20 / 25-22.

Árbitros: Rafael García (Andalucía) y Alberto Rodríguez (Galicia). Excluyeron por parte de las locales a Sempere, Campos y Pérez y de las visitantes a Loidi (2), Erauskin y González de Garibay. 

Incidencias: partido correspondiente a la J.7 de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en A Sangriña ante 500 espectadores.  Sara Bravo recibió el galardón que le acredita como Guerrera Iberdrola de la J.5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *