Sin margen de error

Cuatro jornadas por delante sin margen de error. Así se presenta el futuro más inmediato para el Mecalia Atl. Guardés, que afronta el último esprint de la competición en 2017. Las de Prades tienen por delante cuatro compromisos en los que, vista la igualdad de la liga, debería evitar fallar si quiere llegar al parón de noviembre con opciones de seguir peleando por conservar el título de campeón.

El primer reto será este sábado 28 de octubre en A Sangriña ante el Canyamelar Valencia (19 h). Los únicos dos puntos que las de Vicent Nogués tienen en su haber los sumaron en el derbi valenciano ante el Bm. Castellón (31-21). A pesar de no lograr puntuar, pusieron en un aprieto al Zuazo (31-28) y en esta última jornada al Rincón Fertilidad Málaga (19-21). Que “cualquier rival puede crear problemas” es una idea en la que Prades lleva haciendo hincapié desde el inicio de la temporada.

En la octava jornada, las gallegas viajarán a tierras ilicitanas para medirse al Elche Mustang el sábado 4 de noviembre (Pab. Mpal. de Carrús, 18 h). La siguiente semana visitará A Sangriña el Hotel Gran Bilbao-Prosetecnisa Zuazo. El cruce con las vascas ha sido elegido como el más destacado de la décima jornada y se retransmitirá por Teledeporte el 10 de noviembre a las 21 horas.

El último partido oficial del año llevará al Guardés al Levante. El sábado 18 de noviembre se verá las caras con el Bm. Castellón (18:30 h). Tras este compromiso, la Liga Guerreras Iberdrola se detendrá hasta mediados de enero.

En diciembre, será turno de la actividad de las selecciones nacionales y autonómicas en las que el conjunto de A Guarda espera contar con una nutrida representación.

A cuatro puntos del Rocasa

El vigente campeón ya cuenta en su casillero con dos derrotas -en sus visitas a Bera Bera (29-24) y Aula Valladolid (30-28)-. El Mecalia se ha dejado por el camino cuatro puntos, los mismos que en todo el curso pasado. Con ocho puntos, el Guardés es quinto, con los mismos registros que el Mavi, pero beneficiado en la clasificación por la mayor diferencia de goles.

Aula, Zuazo y Bera Bera persiguen -con una derrota cada uno- al Rocasa. Las de Antonio Moreno se muestran muy sólidas y seguras en su defensa del liderato.

A la igualdad de la presente campaña hay que añadir otras circunstancias, dentro de las “reglas del juego” para el técnico petrerí, pero que están condicionando sin duda el trabajo y rendimiento del equipo. A un calendario apretado -Supercopa, Liga de Campeones, Liga Guerreras Iberdrola y EHF Cup- se han sumado en diferentes etapas las ausencias de varias jugadoras.

La última en unirse a la enfermería fue Ana Rodrigues, quien aún está a la espera de conocer los resultados de la resonancia que se le realizó el pasado miércoles.

Mientras Castell ya contó con minutos en Valladolid, la vuelta de Doiro y Romero se antoja más lejana. Aún así, la primera línea brasileña continúa quemando etapas en su recuperación y no se descarta que pueda jugar alguno de los últimos partidos del mes de noviembre.

Igualdad, calendario y bajas han condicionado un comienzo liguero que dista del inicio del pasada curso, cuando el Guardés se mantuvo invicto hasta la jornada 7 -derrota ante Rocasa por 25-22-.

De reojo, las gallegas estarán pendientes de varios de los duelos que se producirán entre los equipos de arriba antes del parón, como por ejemplo este mismo fin de semana, cuando Zuazo viaja a Telde para medirse al Rocasa o al cruce Aula-Bera Bera de la décima jornada.

PREVIA | J.6 | Huerta del Rey para reafirmarse

Se cayó, sí. Pero con la cabeza alta y con la satisfacción del trabajo bien hecho. Esa tranquilidad que da el vaciarse durante 120 minutos a pesar de no sobrevivir en la EHF Cup. Un estímulo muy positivo que el Mecalia Atl. Guardés intentará aprovechar mañana en su visita a Huerta del Rey. Ante el Aula Cultural Valladolid, las de Prades tienen la primera bala para reafirmarse, para confirmar que la actitud, el carácter y el nivel de juego mostrado el pasado fin de semana en A Sangriña no fue fruto de la casualidad, ni mucho menos un espejismo. La oportunidad para las gallegas llegará a partir de las 21 horas en el partido más destacado de la sexta jornada de la Liga Guerreras Iberdrola y que se podrá seguir por Teledeporte.

A la pista del Pabellón Municipal Huerta del Rey saltarán dos conjuntos, a priori, en igualdad de condiciones. Al menos en lo que a la tabla se refiere. Mecalia y Aula cuentan en su casillero con ocho puntos, cosechados en cuatro victorias. La mayor diferencia de goles permite a las gallegas ocupar el tercer peldaño de la clasificación, mientras que las de Miguel Ángel Peñas son cuartas.

Guardesas y vallisoletanas son dos de las escuadras más regulares del comienzo de liga. Dentro de la lógica en el caso del Mecalia, que defiende el título de campeón de Liga 16/17; mayor sorpresa la protagonizada por el Aula, quien afronta una nueva temporada en la División de Honor Femenina con una plantilla muy joven y renovada y en la que ya no se encuentran dos estandartes como Silvia Arderius y Amaya G. Garibay.

Ni unas ni otras quieren desengancharse de la zona alta de la clasificación, por lo que mañana se espera un intenso duelo. Un partido al que Aula se presenta con la moral por las nubes tras batir al Rincón Fertilidad Málaga en Carranque y al que el Guardés llega con la esperanza de dar carpetazo definitivo a las dudas e inseguridades que les hacían sombra en este incierto comienzo liguero. La plantilla hizo un esfuerzo inmenso -tanto físico como mental- el pasado fin de semana para demostrar que no ha perdido su carácter y que puede plantar cara a conjuntos del nivel y de la potencia física del Astrakhanochka ruso. A pesar de caer eliminado en la segunda ronda de la EHF Cup, el Guardés salió reforzado anímica y moralmente y espera canalizar esa energía en una victoria mañana para afrontar con garantías el último tramo de competición antes del parón de noviembre, en donde solo deberá medirse de la zona alta con el Zuazo.

El Guardés tendrá delante a un conjunto joven, renovado y sin miedo, con varias de las más firmes promesas del balonmano femenino español. Defensa y velocidad son dos de las características que definen el juego vallisoletano. Cuatro victorias y tan solo una derrota ante Rocasa (único conjunto que continúa imbatido en Liga) son fruto del trabajo bajo palos de una gran Lulú Guerra, de la férrea defensa de Nekane Terés y Eli Cesáreo en el centro del 6.0 o de la dirección de Teresa Álvarez y Mada Fernández. Tampoco se puede pasar por alto la gran aportación de María Prieto O’Mullony. La lateral derecha zamorana está firmando minutos brillantes, tanto en ataque como en defensa y en la quinta jornada se ganó el reconocimiento de la afición que la nombró Guerrera Iberdrola tras anotar once goles en Málaga. La jugadora del Aula cogió el relevo en este premio de la central del Mecalia Atl. Guardés Anthía Espiñeira, por lo que todo apunta a que mañana habrá mucho derroche de calidad en Huerta del Rey.

El Guardés completará mañana una sesión ligera antes de subirse al autobús con dirección Valladolid. Prades desplazará a trece jugadoras: las porteras Estela Carrera y Marisol Carratú; las extremos Naiara Egozkue, Jenni Gutiérrez y Rosario Urban; las primeras líneas Anthía Espiñeira, Alesia Kurchankova, Luciana Mendoza, Inés Hernández, Rebeca Castell y Marta Méndez; y las pivotes África Sempere y Carla Gómez. En función de la evolución del esguince de su rodilla izquierda, Castell podrá contar o no con minutos; mientras que Ana Rodrigues deberá esperar a conocer los resultados de la resonancia que se le practicó ayer miércoles para conocer cuántas semanas deberá estar apartada de las pistas.

FICHA: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Guerreras Iberdrola, que se disputará en el Pabellón Municipal Huerta del Rey (Valladolid) a partir de las 21 horas con la presencia de las cámaras de Teledeporte. Los colegiados Fernando Fernández (Andalucía) y José Manuel Iniesta (Com. Valenciana) serán los encargados de dirigir el encuentro.

Carácter de campeón para plantarle cara al Astrakhanockha

El campeón está de vuelta. La campaña que el club puso en marcha para animar a la afición en la eliminatoria continental apelaba al ADN EHF Cup del Guardés -esfuerzo, honor, fuerza, coraje,  unión y su pasión…-. Y todos estos ingredientes (e incluso alguno más) se mezclaron esta tarde en A Sangriña para que las de Prades disputasen su mejor partido en este inicio de temporada. Se vio a un equipo serio, concentrado, con desparpajo y disfrutando en la pista. La derrota, dentro de la lógica, deja un buen sabor de boca tras comprobar que se puede plantar cara a un equipo tan potente como el Astrakhanochka. Mañana, el Mecalia jugará el segundo partido de la eliminatoria correspondiente a la segunda ronda de la EHF y deberá recuperarse en menos de 24 horas para intentar remontar los tres goles de desventaja (28-25, 13-13 al descanso). El pase de ronda se dilucidará en el mismo escenario, a partir de las 19 horas y con los mismo colegiados.

Desde el pitido inicial, el Guardés puso sus mejores cartas sobre la mesa. Para el siete inicial, Prades apostó por Carratú en portería, Espiñeira de central, Hernández y Mendoza en los laterales, Urban y Egozkue en los extremos y Sempere en el pivote y actuando de avanzado en la defensa 5:1. De salida, parcial de 0-2 firmado por Naiara y África que encontraba respuesta rápida a la contra sentenciada por Levsha (1-2). La defensa del Guardés funcionaba mucho mejor que en anteriores duelos, pero el muro ruso con Postnova y Sabirova en el centro también ponía las tareas ofensivas muy complicadas a las guardesas -actuando como visitantes en este primer enfrentamiento-.

El desparpajo de las guardesas en defensa, con mucha anticipación al planteamiento del conjunto de Georgy Zaikin, les permitió mantener cierta igualdad en los primeros compases del partido. Prades quiso cortar cualquier posibilidad de que la escuadra rusa se escapase en el marcador y el minuto 6:43 de partido solicitaba el primer tiempo muerto. Las indicaciones del técnico surtieron efecto y solo las paradas de Trusova impedían que las guardesas, con una gran Espiñeira ordenando y mandando, se adelantasen en el marcador.

Poco antes del minuto 10, Espiñeira hizo saltar las alarmas al retirarse al vestuario con molestias. Las duras acciones defensivas de las rusas, muy protestadas por afición y jugadoras, no encontraban el castigo correspondiente por parte de la pareja de colegiados rusos. Y unos minutos de imprecisiones permitían al Astrakhanockha cobrar una renta de 3 goles. Las rotaciones daban aire fresco al Guardés y Zaikin paraba el partido aunque sin encontrar la clave de las de Prades y sin ser capaz de gestionar sus inferioridades apostando por jugar sin portera. Del 10-7 del minuto 18 se pasó -gracias al acierto de cara a portería vacía, a varias paradas de Carratú y errores rusos- al empate a 10 firmado por Kurchankova.

Intercambio de goles, intensidad en ambos lados de la pista y la exclusión de Antonova por un empujón innecesario a Carratú impedían que ninguno de los dos conjuntos impusiese su ritmo de juego. Una parada de Carratú y una acción de Gutiérrez forzando un 7m que transformó una magistral Egozkue ponían las tablas (13-13) para marcharse al descanso.

A la salida de los vestuarios, el Guardés se mostró errático y varios lanzamientos precipitados que detuvo Trusova dejaron una renta de tres tantos (18-15) que obligó a Prades a reactivar a sus jugadoras en un tiempo muerto. La vuelta de Espiñeira era la apuesta del técnico petrerí. La central se encontraba con una Luciana Mendoza muy inspirada que desde los 9m martilleaba la portería rival. Tuvo posesión el Guardés para ponerse a uno, pero una pájara permitía al Astrakhanockha romper -o al menos eso se intuía- el partido de manera definitiva con una ventaja de 7 goles cuando restaban quince minutos para el final del partido (23-16). La velocidad rusa, personificada en la extremo Yana Yemelyanenka, contrarrestaba con la pausa del Guardés que quería mover el balón.

Una letal Marta Méndez empezó a bombardear la portería de Trusova, a quien dio releveo Riabtseva. Un nuevo gol de Naiara y Sempere a la contra finalizaban un parcial de 0-4 (23-20) que ponía en alerta a Zaikin. Tras una pausa en el juego, imparable Espiñeira en el uno contra uno y el Guardés se acercaba a dos goles a base de carácter y actitud de equipo campeón (23-21). Pero al Astrakhanockha no le temblaba el pulso ante la amenaza gallega y a pesar de que las de Prades insistieron hasta el final no encontraron el premio en forma de victoria (28-25), pero sí la recompensa del trabajo bien hecho.

“Hoy no se le puede achacar nada a este equipo” afirmaba orgulloso Prades al término del encuentro. “Este carácter no se había perdido, pero sí que es cierto que estaba un poco oculto” explicaba el técnico tras ver un partido en el que el Guardés por fin mostraba una actitud muy anhelada en el arranque liguero. Ahora, tocará ver cómo el equipo se recupera físicamente, con especial atención a Anthía Espiñeira. Las que fijo no serán de la partida son Ana Rodrigues y Rebeca Castell, quienes hoy ya no se sentaron en el banquillo y están a la espera de que se les realicen diversas pruebas médicas para determinar el alcance de sus molestias.

*Los precios de las entradas para la eliminatoria de mañana son los siguientes:

-Socios:
-Entrada partido: 15€
-Sub-20 individual: 10€
-Sub-13 individual: 5 €
-Menores de 7 años: gratis

-No socios:
-Entrada partido: 25€
-Sub-20 individual: 15€
-Sub-13 individual: 10€
-Menores de 7 años: gratis

FICHA del partido: EHF-201812020802029-3

Prades: “Nuestras opciones pasan por hacer dos partidos excepcionales”

El Mecalia Atl. Guardés se prepara para seguir haciendo historia. Este fin de semana, el conjunto de A Guarda participa por primera vez en la EHF Cup. En esta aventura tendrá delante al potente Astrakhanochka de Rusia, un habitual de las competiciones continentales. El doble enfrentamiento, correspondiente a la segunda ronda de la competición, se juega el sábado y el domingo en A Sangriña a partir de las 19 horas. Los colegiados encargados de dirigir la eliminatoria serán los griegos Mertinian y Syrepisios y contarán con la ayuda de delegado británico Castillo. En juego, el pase a la tercera ronda de la competición.

“Tenemos que disfrutar de la experiencia, ¡que estamos jugando la segunda competición más importante de Europa!”. Un nuevo hito en vida de la entidad de A Guarda que el técnico del Mecalia invita a vivir tanto dentro como fuera de la pista: “Desde el principio la directiva del club tuvo claro que quería que la afición y el pueblo de A Guarda volviese a ver competición europea”. Un esfuerzo que Prades señala “hay que poner en valor”.

Jugar en casa evita un desplazamiento excesivamente largo a la plantilla hasta Astracán, un viaje que Prades realizó en la temporada 2013/2014 pero desde Elche para disputar la eliminatoria del Last 16 de la EHF Cup. Con él, estaban las actuales jugadoras del Guardés Jenni Gutiérrez y África Sempere. El destino quiso que el conjunto ruso avanzase de ronda y se cruzase en cuartos con el TSV Bayer 04 Leverkusen, donde militiba por aquel entonces Naiara Egozkue.

“Muchas de sus jugadoras son habituales de la selección, pero aunque están habituadas a desplazamientos largos seguro que el viaje lo notan”, apuntaba Prades este mediodía en una radio local. Un desplazamiento que no se está desarrollando según lo previsto.

El conjunto ruso aterrizó poco antes de las once de la mañana en Barajas. Un autobús traslada a estas horas a la expedición, con hora prevista de llegada a partir de las 20 horas a A Guarda -cuando debían de haber llegado a Galicia esta madrugada-. A la espera de que se instalen, de momento se desconoce si mantendrán su sesión de esta tarde en A Sangriña o esperarán hasta mañana para conocer la pista y las instalaciones.

El Astrakhanochka desplaza una expedición de 19 personas, quince de ellas jugadoras y las cuatro restantes del cuerpo técnico. Georgy Zaikin podrá contar con Anastasiia Riabtseva, Liudmila Postnova, Anna Kochetova, Daria Samokhina, Karina Sabirova, Anna Shaposhnikova, Ekaterina Levsha, Irina Antonova, Evgeniya Petrova, Natalia Chigirinova, Alena Ikhneva, Elizaveta Malashenko, Kira Trusova, Kristina Kozhokar y Yana  Yemelyanenka.

Una plantilla joven pero potente (la mayoría de las jugadoras son nacidas entre los años 1992 y 1999,  solo Postnova es del 84, Antonova del 86 y Kochetova del 87) y con tan solo la extremo derecho Yemelyanenka de una nacionalidad diferente (Bielorrusa). Sobre el conjunto ruso, el entrenador del conjunto gallego ha afirmado en declaraciones a la RFEBM que “se ha reforzado con respecto a la temporada pasada para luchar por el título liguero en Rusia y la EHF Cup, tienen a varias jugadoras internacionales con su país, y destacaría por encima de todas a Liudmila Postnova, lateral con un poderío físico tremendo”.

En A Sangriña se verán las caras dos conjuntos con una experiencia diferente. Mientras el Guardés suma tres participaciones en la Winner’s Cup (nunca superó la tercera ronda), la clasificación la pasada campaña para la Challenge Cup 16/17 (cayó en cuartos ante el H65 Höors K de Suecia) y su reciente coqueteo con los mejores equipos del continente (acabó cuarto en el torneo de clasificación de la Liga de Campeones disputado en Alemania); el Astrakhanochka puede presumir de haber alcanzado la temporada pasada la main round de la Liga de Campeones, en donde se midió al FTC-Rail Cargo, HC Vardar, Thüringer HC, Buducnost y Metz. Su actuación más destacada en la EHF Cup (en donde suma ocho participaciones) fue en la 2013-2014, cuando logró alcanzar las semifinales. En cuartos, el conjunto ruso se cruzó con el TSV Bayer 04 Leverkusen y en el Last 16 con el Elche de Prades.

“Sabemos que nuestras opciones pasan por hacer dos partidos excepcionales, tendremos que jugar 120 minutos muy buenos”, apunta Prades y es que el nivel y el bagaje del rival apuntan que será un reto complicado pasar de ronda. “Ya estamos pensando en el pitido inicial, nos hemos preparado bien para lo que venía, así que ahora solo falta que el equipo responda”, desea el entrenador.

Tras sumar una nueva victoria en la Liga Guerreras Iberdrola, las de Prades afrontan con optimismo una empresa que se antoja complicada dado el nivel y el bagaje del rival. El conjunto que dirige Georgy Zaikin ocupa actualmente la segunda posición de la tabla en la Superliga Femenina rusa, con tal solo una derrota ante el Togliatti (líder).

En esta segunda ronda, se disputarán un total de 16 encuentros, con 31 equipos participantes entre los cuales también se encuentra el Super Amara Bera Bera. Las de Puche se medirán al Kastamonu Belediyesi GSK disputando los dos partidos en Turquía.

Se espera buen ambiente en A Sangriña

Los bonos y entradas para la eliminatoria de la EHF Cup continuarán a la venta esta tarde en la oficina de A Sangriña entre las 19 y las 22 horas.

Los precios de las entradas y bonos para el doble enfrentamiento son los siguientes:

-Socios:
-Bono 2 días: 25€
-Entrada partido: 15€
-Sub-20 individual: 10€
-Sub-13 individual: 5 €
-Menores de 7 años: gratis

-No socios:
-Bono 2 días: 40€
-Entrada partido: 25€
-Sub-20 individual: 15€
-Sub-13 individual: 10€
-Menores de 7 años: gratis

Con cada bono se entregará una bufanda del club, en una iniciativa que se mantendrá hasta fin de existencias. Para retirar los bonos y entradas de socios, será necesario presentar el carné del club y el DNI.

CRÓNICA | El Guardés se desquita a costa del colista (45-28)

Las de Prades rompieron el partido en la primera parte con un parcial de 7-1

La renta de siete goles al descanso permitió al Mecalia jugar más tranquilo el segundo tiempo

El Mecalia Atl. Guardés ha sumado esta mañana su cuarta victoria en la Liga Guerreras Iberdrola ante el Base Villaverde (45-28, 23-16 al descanso). Las de Prades, tras caer en Bera Bera (29-24), se mantienen en la zona alta de la clasificación con ocho puntos a falta de que el sábado se disputen el resto de partidos de la quinta jornada -ayer ya se jugó el Puchi-Bera Bera con victoria de las de Puche-. Con este resultado, las vigentes campeones de Liga vuelven a la senda de la victoria y recuperan la confianza de cara a la dura eliminatoria de EHF Cup que este fin de semana disputará en casa ante el Astrakhanochka.

Luciana Mendoza intenta lanzar delante de Andrea González. ©Mayka Adrover

Ante el Base Villaverde, el técnico del Guardés apostó por Anthía Espiñeira, Inés Hernández, Luciana Mendoza, Naiara Egozkue, Ana Rodrigues, África Sempere y Marisol Carratú para el siete inicial.

La primera ventaja del partido fue para las locales, con un parcial de 2-0 firmado por Inés Hernández. La defensa 5:1 planteada por Prades con Sempere en el avanzado no servía de freno a la primera línea madrileña, ocupada por las hermanas Natalia y Lorena Montilla y Elena Talavera. Los huecos les permitían encontrar con relativa facilidad a las extremos (Esther Cardador y Judith Fernández) en circulación y también a Silvia Ausás en el pivote. Las de Ruiz-Hidalgo también recurrían al lanzamiento exterior y las pérdidas y errores por ambos lados dejaban quince minutos de máxima igualdad (10-10, min.14:28). Las madrileñas incluso fueron capaces de ponerse por delante en el marcador en varias ocasiones (8-9, 9-10), pero las rotaciones locales parecieron dar con la clave del partido.

Con Marta Méndez y Carla Gómez en el centro de la defensa, el Guardés empezó a ganar seguridad, recuperar balones y correr al contraataque. También Gutiérrez dio muestras de su calidad desde el extremo y Estela Carrera y los palos sirvieron de ayuda. Recuperar la concentración fue clave en defensa.

Un parcial global de 7-1 en apenas cinco minutos (del 12-11 al 19-12) rompió el partido y dejó noqueadas a las rivales, que ya empezaron a acusar el cansancio acumulado -se desplazaron de noche y llegaron a primera hora a A Guarda-.

A vuelta de los vestuarios, el planteamiento del técnico local fue el habitual, repartiendo minutos entre todas sus jugadoras. Con la tranquilidad de una renta abultada, el Guardés empezó a mostrar su desparpajo y siguió aumentando su renta, insalvable para las madrileñas.

El entrenador del Villaverde manifestó a la finalización del encuentro sus sensaciones: “Empezamos bien, enchufadas y con bastante concentración… pero nos duró 20 minutos”. “El partido fue un poco correcalles, hubo muchos goles al contraataque, perdiendo balones y fallando lanzamientos claros… que hemos pagado muy caros”. El abultado resultado (45-28) de esta mañana es la segunda derrota más clara sufrida por el conjunto de Madrid en este inicio liguero (contra Zuazo perdieron 45-27). Las de Ruiz-Hidalgo se han enfrentado en este inicio liguero a algunos de los cocos de la competición: Zuazo, Rocasa, Málaga y Guardés lo que les está impidiendo puntuar, pero son capaces de mantener el tipo en estos primeros compases de la competición.

La lateral Luciana Mendoza reconoció que al principio del encuentro fueron “incapaces de marcar las diferencias”, pero “la concentración” del segundo tiempo les permitió despegar en el marcador y sentenciar de manera clara el partido.

El deseo de Prades era “recobrar sensaciones” y vio cumplido su deseo con un partido aceptable de las suyas. Los dos puntos, y sobre todo el nivel de juego mostrado en la segunda parte, son un soplo de aire fresco en un vestuario que este mismo fin de semana afronta su primera participación en la EHF Cup y que con este resultado ve con optimismo su viaje a Valladolid del próximo viernes para medirse al Aula Cultural (21 h., Teledeporte).

PREVIA | J.5 | El Guardés juega contra sí mismo

Tras encajar la primera derrota de la temporada, las de Prades reciben mañana al Base Villaverde

El técnico ve en el partido de este jueves una buena oportunidad “para recobrar sensaciones”

El Mecalia Atl. Guardés está teniendo un inicio de curso muy complicado. A la elevada carga de trabajo para afrontar en apenas un mes tres competiciones -Supercopa de España, torneo de clasificación de la Liga de Campeones y el arranque de la Liga Guerreras Iberdrola- se sumaron las lesiones de las centrales Estela Doiro y Anthía Espiñeira a la recuperación de la brasileña Gabriela Romero y la “presión” implícita del que defiende el título de “campeón de Liga 16/17”.

Las de Prades ganan -suman tres victorias en cuatro partidos ligueros- pero no lo hacen con la solvencia y carácter que se presupone a un conjunto que tiene como objetivo revalidar el título de campeón esta temporada. “Falta intensidad”. Éste fue el reclamo que el técnico realizó a sus jugadoras durante los tiempos muertos que se vio obligado a pedir en el Gasca para intentar frenar al Bera Bera. Y es que además de jugar contra los rivales, el Guardés también pelea contra sí mismo: “No es que falte trabajo, pero no hemos hecho el clic necesario para quitarnos algo de presión” o “No estamos disfrutando de lo que hemos conseguido y hasta se nos ha vuelto un poco en contra” son varias de las reflexiones que José I. Prades compartió esta semana en un periódico local.

El entrenador del Mecalia no duda del compromiso de la plantilla, “con la misma ambición del año pasado”, pero además del trabajo físico y técnico-táctico, la preparación psicológica también está resultando fundamental. Es por ello que el enfrentamiento de mañana contra el Base Villaverde (12:30 horas, A Sangriña) cobra relevancia más allá de los puntos en juego: “El partido es importante por los dos puntos en juego, por ser en una semana tan densa de trabajo y por ser una buena oportunidad para recobrar sensaciones”, espera Prades.

La plantilla tuvo el fin de semana de descanso y desconexión para digerir la primera derrota en liga, que llegó ante el Super Amara Bera Bera (29-24) el pasado viernes. El lunes tocó volver al trabajo para preparar “con mimo” el choque de este jueves ante el colista de la competición. “Cualquier rival puede generarte problemas”, alerta el técnico, que busca mantener la intensidad y concentración del grupo en una semana en la que también afrontarán los dos partidos de la eliminatoria de EHF Cup ante el Astrakhanochka ruso.

El conjunto entrenado por Jorge Ruiz-Hidalgo viajará esta noche para llegar a primera hora de mañana a A Guarda. Las madrileñas, que aún no han logrado puntuar (derrotas ante Zuazo, Castellón, Rocasa y Málaga), afrontan su segunda temporada en la máxima categoría del balonmano femenino español, una competición en la que lograron mantenerse y que esperan conservar el próximo mes de mayo.

Este jueves en A Sangriña, Guardés y Base Villaverde se verán las caras por tercera vez en División de Honor en un choque correspondiente a la quinta jornada de liga. Por el momento, las gallegas dominan el histórico de enfrentamientos con dos victorias (37-26 y 24-37) y se encuentran en la parte alta de la clasificación (sextas con seis puntos), mientras que el Villaverde cierra la tabla con el Santa Eularia. El Rocasa continúa mostrándose superior y conserva en solitario el liderato de la competición, por detrás -empatados a puntos-, seis perseguidores: Bera Bera, Granollers, Aula, Zuazo, Guardés y Mavi, por la diferencia de goles.

La plantilla al completo -con las ausencias prolongadas de Estela Doiro y Gabriela Romero, quien ya ha recibido el alta médica- estará mañana a disposición de Prades para intentar sumar la cuarta victoria de la temporada. Delante tendrán a un Base Villaverde que plantea un “balonmano muy atrevido”. A A Sangriña llegará un grupo “muy compacto e identificado con una línea de juego que llevan practicando mucho tiempo”. Las hermanas Montilla, la portera Nicole Wiggins, Elena Bartolomé o Silvia Ausás son algunos de los nombres que destacan en la escuadra madrileña.

Ficha: partido correspondiente a la quinta jornada de Liga Guerreras Iberdrola que se disputará en A Sangriña a las 12:30 h. Árbitros: Alberto Rodríguez (Galicia) y Alberto Ballano (Cataluña). Antes del comienzo del partido se le hará entrega a Anthía Espiñeira del  trofeo #GuerreraIberdrola de la J.4.

Carrera y Sempere, en la renovación del patrocinio Iberdrola-CSD

Las jugadoras del Mecalia Atl. Guardés Estela Carrera y África Sempere viajaron esta mañana a Madrid para asistir en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid a la firma del acuerdo de patrocinio entre Iberdrola y el CSD. La empresa energética, adherida al Programa Universo Mujer, es el principal impulso del deporte femenino en España. José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, y José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes, firmaron esta alianza con la asistencia de varias decenas de deportistas que representaron a más de una decena de disciplinas.

Carrera y Sempere, esta mañana en el CAR de Madrid.

Las entradas para la eliminatoria de EHF Cup ya están a la venta

Los aficionados del Mecalia Atl. Guardés ya pueden comprar las entradas y bonos para la eliminatoria correspondiente a la segunda ronda de la EHF Cup que este fin de semana se disputará de manera íntegra en el pabellón de A Sangriña. El sábado y el domingo, a partir de las 19 horas, el conjunto guardés afrontará un nuevo reto continental -es la primera vez que participan en esta competición- y delante tendrán al potente Astrakhanochka ruso, que llegará a A Guarda el viernes de madrugada.

Los precios de las entradas y bonos para el doble enfrentamiento son los siguientes:

-Socios:
-Bono 2 días: 25€
-Entrada partido: 15€
-Sub-20 individual: 10€
-Sub-13 individual: 5 €
-Menores de 7 años: gratis

-No socios:
-Bono 2 días: 40€
-Entrada partido: 25€
-Sub-20 individual: 15€
-Sub-13 individual: 10€
-Menores de 7 años: gratis

Con cada bono de dos días se entregará una bufanda del club, en una iniciativa que se mantendrá hasta fin de existencias. Para retirar los bonos y entradas de socios, será necesario presentar el carné del club y el DNI.

El horario de la oficina será el siguiente: el martes, miércoles y viernes se atenderá en horario de 19 a 22 horas; el jueves -coincidiendo con el partido de Liga Guerreras Iberdrola a las 12:30 h. y los compromisos de la cantera por la tarde-, de 10 a 18 h; y tanto el sábado como el domingo la taquilla se abrirá con la suficiente antelación.