Adiós a Europa con la cabeza alta

  • El Atlético Guardés no es capaz de completar la remontada en Málaga (21-19, 7-9 al descanso) y cae con honores tras poner contra las cuerdas a las de Gallardo durante 45 minutos 
  • Las de Prades se despiden con un global de 44-37 en las semifinales de la EHF European Cup y se centrarán ahora en la segunda fase de la Copa de la Reina

Ganar en la derrota. Una paradoja. Pero eso es lo que ha experimentado esta tarde el Atlético Guardés en el pabellón de Ciudad Jardín. Sesenta minutos de entrega, sesenta minutos de sentir en equipo, sesenta minutos de esfuerzo, sesenta minutos de compromiso. Pero el premio no llegó y las lágrimas brotaron de los corazones guardeses. Al equipo de Prades se le atragantó de nuevo por culpa de Merche Castellanos un partido que quiso encarrilar con el 0-4 de parcial y en el cual las locales fueron incapaces de empatar hasta que Estela Doiro puso el 9-9 en el marcador. Al final, un doloroso 21-19 que alejó al Guardés con un global de 44-37 de su primera final continental. Perder sin poder hacer ni un reproche a la actitud y trabajo de tu equipo, es mejor que muchas victorias. 

El electrónico en Ciudad Jardín lucía 0-0 a las 19:00 horas. Pero no en la mente de las jugadoras guardesas. Sabían que partían con un -5 de desventaja y cada minuto era importante para llegar al final del partido con opciones de remontar el 18-23 del partido de ida en las semifinales de la EHF European Cup. Entre las primeras acciones: parada de Carratú. Gol de Lorena Pérez (0-1). Pérdida del Málaga y Sarah Valero a la carrera ponía el 0-2. La pivote hispanofrancesa trabaja en el centro de la defensa con Estefanía Descalzo. Una auténtica muralla para el Málaga, que no era capaz de poner a funcionar su mermada primera línea. Recuperación del Guardés y Paula Arcos sin ningún tipo de titubeo ponía el 0-3. Buforn para el 0-4 y respuesta de Almudena Gutiérrez para el 1-4. Y llegó, llegó la primera parada de Merche Castellanos, quien de nuevo se antojaría determinante para dar la victoria a su equipo. 

Ambos conjuntos cometían errores, Gutiérrez anotaba de nuevo (2-4) ante una defensa guardesa que tardó en colocarse y la siguiente, nueva parada de Castellanos a Arcos. Y sobre ella se podrían escribir líneas infinitas, enumerando todas las intervenciones importantes, como el 7m que atajó a Paulina Buforn.  El Guardés recuperaba balones que perdía entre sus manos de mantequilla, pero la defensa y Carratú bajo palos mantenían la distancia. Valero para el 2-5 y el Málaga, que comenzó sin Arderius, sufría en el ataque posicional. Sole López reapareció esta tarde para el 3-5 y Doiro ponía el 4-5 para llegar al 15. El partido se iba apretando y el Guardés sabía que no podía dormirse en los laureles. 

José Ignacio Prades empezó a buscar nuevos activos en el banquillo. Rajnohová por Lima para dirigir al equipo y primera superioridad por la exclusión de Doiro. Arcos para el 4-6, pasos de Medeiros, y el lanzamiento de Buforn para el 4-7… cazado por Castellanos. El Málaga se mostraba fallón, con numerosas pérdidas, pero el Guardés tampoco conseguía brillar. Después de varios intentos el domingo pasado, por fin Lorena Pérez pudo deleitar al público -eso sí desde la distancia- de una precisa vaselina que superó a Castellanos para el 4-7 del minuto 20. Estaba costando, pero el Guardés dominaba el partido aunque la renta no era suficiente para culminar su ansiada remontada. Apareció Urban -Buforn comenzó en su extremo- para anotar otra vaselina en su primera intervención (4-8) y saltó la alerta en el banquillo local. Suso Gallardo pidió tiempo muerto en el 21:21. 

Tras la pausa, paradas de Carratú y Castellanos. Y la defensa visitante con caras nuevas -Carla Gómez por Descalzo y África Sempere defendiendo en el dos- se mostraba muy férrea. María Pérez anotaba el 5-8, pero todo indicaba que el Guardés estaba dando con las claves del partido: defensa sólida que forzaba los fallos locales, mejor selección de lanzamientos -a pesar de las 7 paradas de Castellanos- y también la aportación de Marisol Carratú (5 intervenciones notables). Exclusión a Arcos y Rocío Rojas lanzó fuera un 7m. El Málaga, a pesar del colchón de cinco goles, se mostraba nervioso… o eso pareció hasta que Silvia Arderíus hizo de tripas corazón para ayudar a su equipo a pesar de sus molestias físicas -en A Sangriña sufrió un esguince de tobillo-. Salió y ya anotó su primer 7m (6-8). 

Buen momento el escogido por Prades para pedir tiempo muerto, refrescar ideas e incidir a sus jugadoras en el refuerzo de la defensa 6:0 en el 26:49. Otro gol por el corto abajo de Lorena Pérez (6-9) y parada de Carratú… y enésima parada de Castellanos, esta vez a una Sandra Santiago que lanzó precipitada ante la advertencia de pasivo. Y Doiro puso el 7-9 para cerrar el primer acto. 

El Guardés tan solo tenía que repetir el guion del inicio… pero las líneas se torcieron. Arderíus, marcando la diferencia, anotó ante Míriam Sempere para el 8-9. Pérdida gallega y, por primera vez en el partido, el Málaga empató a través de Doiro (9-9). Exclusión para Sara Bravo y Castellanos paró un nuevo 7m a Paula Arcos, pasos gallegos, López a la madera… y entre la locura tarjeta de tiempo muerto consumida por Prades. Estaba claro que el partido no estaba en el punto correcto para los intereses guardeses y que era más que necesario recuperar la intensidad, el orden y la selección de lanzamientos más claros. Justo como el que hizo Urban desde el extremo (9-10). Y los detalles empezaron a ser determinantes. El Guardés pudo recuperar un balón en su trayectoria hacia el pivote malagueño antes de que Martina Mazza anotase un auténtico golazo. Pérdida local, lanzamiento de Arcos… y mismo final: parada de la incombustible Merche Castellanos. Medeiros, fuera. Y el partido se convertía en un auténtico querer y no poder para el conjunto del Baixo Miño, que quería continuar su octava aventura europea y alcanzar por primera vez una final continental. Pero esta vez no iba a ser posible. Opciones tiradas por la borda para recuperar el +3. Y claro está, que un equipo que aspira a todos los títulos -ya ha ganado la Copa de la Reina 2020 y la Supercopa de España- no iba a tirar la toalla y buscaría ganar los dos partidos de la eliminatoria. Y así fue. 

Arderíus para el 10-11. Urban, muy fina, para el 10-12. Arderíus para el 11-12. Castellanos. Carratú. Y Doiro para volver a poner tablas (12-12). Quién lo iba a decir tras lo visto el pasado domingo… pero al Málaga le costó sudor y lágrimas coger el mando en el marcador. María Pérez tuvo el honor (13-12). Y, quién iba a ser: Arderíus, 14-12. Quería el Guardés apurar sus opciones hasta el final, no bajar los brazos, si había que caer… iba a ser con la cabeza alta. Aún hubo igualdad en el 15-15, en el 17-17… y aunque Prades pidió un nuevo tiempo muerto en el 55:59 ya todos los esfuerzos fueron en vano para culminar la remontada, pero no para dejar una buena imagen en Ciudad Jardín. Estalló la alegría local con el 21-19 final, un resultado amargo para las gallegas. Un equipo que seguramente necesitará más que los infinitos kilómetros que separan A Guarda de Málaga en autobús para darse cuenta de que algunas veces se puede ganar incluso en la derrota. Y más vale reponerse pronto, porque el miércoles A Sangriña espera al Zubileta Evolution-Bm. Zuazo (20:15 h) para vivir la vuelta de la segunda fase de la Copa de la Reina… y ahí sí que el Guardés no puede permitirse fallar. 

Rincón Fertilidad Málaga 21-19 Club Balonmán Atlético Guardés

RINCÓN FERTILIDAD MÁLAGA 21 (7+14): Estela Doiro (5), Silvia Arderíus (4), Sole López (4), Sara Bravo, Rocío Campigli, María Pérez (2), Almudena Gutiérrez (2), Esperanza López, Laura Sánchez, Isabelle dos Santos (2), Merche Castellanos, Rocío Rojas (2), Virginia Fernández. 

CLUB BALONMÁN ATLÉTICO GUARDÉS 19 (9+10): África Sempere, Sandra Santiago, Martina Mazza (1), Lorena Pérez (3), Estefanía Descalzo, Míriam Sempere, Paulina Pérez (2), Patrícia da Silva, Rosario Urban (5), Paula Arcos (3), Sarah Valero (2), Carla Gómez (1), Marisol Carratú, Erika Rajnohová (2), Laura Morais y Daniela Moreno.  

ÁRBITROS: Alain Rauchs y Philippe Linster (Luxemburgo). Excluyeron por parte del equipo local a Estela Doiro y Sara Bravo y de las visitantes a Paula Arcos.

PARCIALES CADA 5: 0-3, 2-4, 4-5, 4-7, 5-8, 7-9 -descanso-; 9-9, 9-11, 11-12, 14-13, 16-16, 21-19, final.

INCIDENCIAS: Partido de vuelta de las semifinales de la EHF European Cup disputado en Ciudad Jardín (Málaga) con público. Resultado en la ida, 18-23. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *