El Guardés solicita a la EHF seguir el protocolo de la Xunta de Galicia para las semifinales europeas

  • El protocolo de la Federación Europea impide, por ejemplo, aficionados en la grada trasera de los banquillos

El Atlético Guardés vivirá el próximo domingo 28 de marzo una cita histórica en A Sangriña: el partido de ida de las semifinales de la EHF European Cup… y espera hacerlo con el mayor número de aficionados posible en sus gradas. Mientras la Xunta de Galicia es sensible a la situación epidemiológica particular casi de cada localidad, la Federación Europea de Balonmano remitió en verano a los clubes un protocolo unificado a seguir en todas las instalaciones deportivas que acojan competición europea. Si bien es cierto que el documento es vivo y se ha visto actualizado con fecha 1 de febrero de 2021, en su última versión no recoge novedades en relación a la presencia y ubicación de los espectadores en el pabellón. Un pabellón que debe contar con cinco áreas delimitadas y entre las cuales no debe haber ningún tipo de cruce o interferencia. 

La EHF no contempla, por ejemplo, la presencia de espectadores en la grada localizada detrás de los banquillos, limitando esta zona a oficiales y medios de comunicación. En la grada opuesta sí que se pueden sentar aficionados, pero el organismo europeo elimina los 3 primeros metros de asientos o en su defecto las tres primeras filas. Medidas que también afectan a las zonas traseras de las porterías, donde ahora el Guardés cuenta con una grada supletoria instalada recientemente por el Concello de A Guarda.

Es por ello que el Club Balonmán Atlético Guardés no ha dudado en solicitar de manera formal a la Federación Europea de Balonmano vivir de una manera más especial este día histórico en el Baixo Miño. Será la primera vez que el equipo de División de Honor, tras nueve años en la máxima categoría del balonmano femenino español y ocho temporadas compitiendo de manera consecutiva en Europa, juegue las semifinales de una competición continental. 

En esta ocasión, el rival será el conjunto español del Rincón Fertilidad Málaga y el horario del choque de ida en A Sangriña ya fue puesto en conocimiento de la EHF el jueves 25 de febrero: domingo 28 de marzo a las 20 horas. 

Desde que dio inicio la temporada 2020-2021, el Guardés ha trabajado cada día en que tanto plantilla sénior como jugadoras de la base, así como instituciones, patrocinadores y aficionados puedan seguir disfrutando del balonmano femenino con todas las garantías sanitarias. Es por ello que contando con un protocolo en Galicia marcado por la Xunta la entidad ha cursado esta solicitud desde el más absoluto respeto a la situación sanitaria actual y teniendo en cuenta que desde hace unas semanas se permite de nuevo la presencia de aficionados en instalaciones deportivas cerradas hasta un máximo de 250 personas. Y dada la ilusión con la que el club afronta este nuevo reto deportivo, nada lo haría más bonito que contar con toda la ayuda posible del “Inferno”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *