La Copa de la afición

  • Más de 200 aficionados guardeses se desplazarán en las próximas horas a Málaga para acompañar a los equipos de División de Honor y cadete en la fase final de la Copa de la Reina
  • Víctor Coballes: “Iremos bien equipados: con bombos, banderas… ya está todo listo”

La afición del Mecalia Atl. Guardés agota todos los adjetivos de admiración que se puedan dedicar a un grupo de personas que se desvive por el balonmano femenino y, en concreto, por su equipo. “Yo soy guardés, es un sentimiento, no puedo parar” son las líneas que entonan de manera incesante y al unísono las más de 500 voces que cada vez que el Guardés juega en A Sangriña se desgañitan desde la grada.

El club del Baixo Miño se decidió a organizar un viaje para su afición a Málaga para disfrutar y vivir juntos la sexta participación del equipo en una fase final de la Copa de la Reina. Nadie dudaba de que la afición iba a estar a la altura una vez más, pero lo hecho hasta el día de hoy supera con creces cualquier expectativa fijada con anterioridad: se han llenado dos autobuses -unas 100 personas- y son unas cuantas decenas de simpatizantes los que viajarán por su cuenta a la capital de la Costa del Sol. Entre afición, jugadoras de ambos conjuntos y cuerpos técnicos y representantes del club, se esperan unas 300 personas guardesas disfrutando de la competición copera.

“Toda A Guarda estará pendiente de la Copa”, cuenta con orgullo el presidente del Mecalia Atl. Guardés, José Manuel Silva. Y es que las cifras no son nada despreciables: “Una parte muy significativa de un pueblo de 10.000 habitantes acompañará al equipo. Es asombroso y más teniendo en cuenta que es un conjunto de balonmano femenino”.

La expedición de la afición partirá mañana a las 19:30 horas desde A Sangriña para llegar el viernes a tiempo de apoyar a las cadetes en el primer partido de la Minicopa que jugarán en Ciudad Jardín a las 10:15 horas contra el Lacturale Bera Bera y ya para disfrutar después de uno de los torneos más apreciados por los aficionados del balonmano femenino español.

“La Copa es el torneo de la afición, es donde disfrutamos” comenta Víctor Coballes, una de las cabezas visibles de la Peña O’Inferno. Como siempre, estarán bien equipados para arropar al Mecalia: “Llevaremos los bombos, las banderas… ya está todo listo”. Asegura que no habrá “novedades” en el repertorio de cánticos coperos, así que las canciones de siempre sonarán con ganas en Ciudad Jardín y Carranque.

Después de vivir dos Copas consecutivas casi “como en casa” esta vez el desplazamiento será más largo. Aún así, y como se suele decir: sarna con gusto… Todos van preparados para animar a sus respectivos equipos pero también para hacer piña: “Siempre aprovechamos para reunirnos con otras aficiones, hacemos quedadas y si se puede hasta salimos juntos”. O Inferno tiene muy buena sintonía con los aficionados del Aula, aunque en estos torneos siempre hay “rivalidad” sana en el graderío.

Desde O Inferno han lanzado en los últimos días una cuenta en Shootr que espera convertir en el punto de reunión de todas las aficiones que se darán cita en Málaga en los próximos días. Han creado un canal bajo el nombre de “Copa Reina Málaga 2018” que ya cuenta con 68 personas participantes -entre ellas jugadoras del Mecalia Atl. Guardés- y que ha recibido 2.200 visitas.

Los cuartos también se juegan en la grada

Los aficionados guardeses llenarán de color y de ruido las gradas de Ciudad Jardín para intentar hacer “competencia” a los simpatizantes del Rincón Fertilidad Málaga. “Le tenemos mucho miedo al primer partido, ellas juegan en casa y en estos torneos el ambiente influye mucho”, apunta Coballes, buen sabedor de lo que supone para los conjuntos rivales pasar por el ambiente “infernal” de A Sangriña. “Hay que salir a morir”, comenta, antes de vaticinar que “si pasamos de cuartos… luego está todo muy abierto”.

Para las jugadoras y el cuerpo técnico no pasa desapercibido el apoyo extra que tendrá en esta Copa. “Quiero decirles que muchísimas gracias, muchas gracias por todo el cariño y apoyo que nos dan, por ser una más y por jugar a nuestro lado”. Es el mensaje que la capitana Estela Doiro ha querido trasladar a la afición y a la que desea “poder brindarles una bonita Copa de la Reina”. Como recuerda la central guardesa el viaje será muy largo: “Es una auténtica pasada: son 12 horas en autobús, 10 en coche… ¡es increíble!”.

Como no podía ser de otra manera, José Ignacio Prades también es consciente de la importancia de poder sentirse en Ciudad Jardín casi “como en casa”: “Siempre digo que la afición es el activo más importante del club, después de jugar dos Copas cerquita… ahora toca todo lo contrario”. Agradece que “nunca nos fallan y que siempre es una gozada verlos”. El técnico sabe que se van a hacer oír por lo que espera poder “brindarles la primera victoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *